sábado, 21 de abril de 2012

El aparato locomotor 1


El aparato locomotor está formado por las estructuras encargadas de proteger y sostener el cuerpo humano y que a la vez son responsables de los movimientos de traslación del cuerpo. 

Lo constituyen dos sistemas: 

1º. Esqueleto: también conocido como sistema óseo, es el elemento pasivo del aparato locomotor, está formado por los huesos, los cartílagos y los ligamentos articulares.

2º. Sistema muscular: formado por los músculos, que por estar unidos a los huesos al contraerse provocan el movimiento. 
 
Está formado por el conjunto de piezas duras y resistentes que forman el armazón del cuerpo. El esqueleto lo forman 206 huesos que constituyen junto a los cartílagos un soporte rígido que da forma al cuerpo humano.

Los huesos tienen las siguientes funciones:

1º proteger algunas partes delicadas
2º contribuir al movimiento
3º forman la reserva de sales minerales para el organismo
4º realizan una función hematopoyética 

 
Cartílagos 
Es el tejido conectivo que constituye el esqueleto flexible. Se trata de un tejido especializado en dar sostén, acumulando gran cantidad de agua, con características propias gracias a la sustancia extracelular, muy rica en colágeno.
Este tejido no presenta vasos sanguíneos ni nervios.
Los tejidos cartilaginosos están envueltos por una membrana denominada pericondrio. 


Tipos de cartílago

Distinguimos tres tipos de tejido cartilaginoso: 
cartílago hialino
- Hialino: muy abundante, con aspecto cristalino azul. Muy rígido. Aparece en costillas, nariz, tráquea y superficies articulares
-

- Elástico: es de color amarillo y más flexible que los otros. Forma el pabellón de la oreja.
- 
- Fibroso: presentan muchas fibras colágenas. Se localiza en zonas de inserción entre tendones y hueso. 


 
Los huesos del esqueleto humano los clasificamos en regiones siguiendo el siguiente orden: 
Huesos de la cabeza:
- Huesos del cráneo / neurocráneo
- - Huesos de la cara / esplacnocráneo

Región hioidea: formada por el hueso hioides

Huesos del tronco
-  Columna vertebral
- Tórax

Huesos de los miembros
- Extremidades superiores
- Extremidades inferiores 


Composición de los huesos 

En origen el tejido óseo lo forman unas células llamadas osteoblastos que intervienen en el desarrollo y crecimiento del hueso. Ese proceso de formación del hueso se llama calcificación. Al final del proceso de los osteoblastos se transforman en osteocitos.

Los osteocitos son células sin movilidad envueltas por una abundante matriz intercelular muy consistente (calcificada) que ya no tienen capacidad para producir matriz ósea. Esa matriz extracelular posee fibras y sustancia con estructura amorfa.

Los huesos están compuestos de:
- Proteínas: se encuentran en las fibras de osteína. Aportan la elasticidad necesaria
- Sales minerales: fosfatos y carbonato de calcio. Aportan la dureza.
- Agua 
estructura del tejido óseo






 
Tipos de huesos en función de su forma

Los huesos son de color blanquecino, formados por tejido óseo, recubiertos en su superficie por una membrana de tejido conjuntivo llamada periostio. 
 
Los huesos son de tamaños diversos y formas variadas. Distinguimos:
Huesos cortos: son aquellos en que sus tres dimensiones son parecidas (ej: calcáneo, escafoides…) Son huesos pequeños y resistentes. Tienen como principal función aportar flexibilidad.
Huesos planos: aquellos en los que la longitud y anchura predominan sobre el espesor. Su principal misión es la protección

Huesos largos: son aquellos en que predomina la longitud sobre la anchura y espesor. Su principal función es aportar movimiento. El hueso puede aparecer bajo dos aspectos distintos, con zonas de tejido esponjoso y zonas de superficie compacta:
 
-- Tejido óseo esponjoso: Aparecen en la epífisis (extremos) de los huesos largos, en la lámina central de los huesos planos y en el interior de los cortos.
El hueso está formado por una red tridimensional de tabiques óseos, ocupados por médula ósea.
En su interior se encuentra la médula ósea roja, lugar donde se originan los glóbulos rojos y las plaquetas. 


- Tejido óseo compacto: es una masa sólida continua en la que sólo se aprecian espacios con ayuda del microscopio. Aparece en la diáfisis, eje de los huesos largos. También aparece en la periferia de los huesos cortos y planos.
En el interior del tejido óseo compacto se localiza la médula ósea amarilla. Se trata de un tipo de médula encargado de acumular grasas. Es, en parte, tejido adiposo.
En un adulto la mitad de la médula ósea es roja y la mitad amarilla. 
Los huesos disponen de una fina envoltura irrigada e inervada denominada periostio


Accidentes de los huesos 

La superficie de los huesos no es lisa y uniforme sino que presenta salientes o eminencias llamadas apófisis, y concavidades o depresiones llamadas cavidades

Apófisis: son protuberancias y salientes de los huesos para articulación o inserción muscular. Distinguimos varios tipos de apófisis: 
cabeza del fémur

-
- Cabezas: salientes esféricos situados en el extremo del hueso. Ej: del fémur, del húmero… 

-
- Cóndilos: salientes también esféricos menos por un lado. Ej: cóndilo del húmero, de la mandíbula…-  

 

- Tróclea: es una apófisis redondeada con una estrangulación que la divide en dos porciones. Presenta forma de polea. Ej: tróclea humeral. 




cavidad cotiloidea

 
Cavidades: son concavidades o espacios interiores que presentan los huesos. 
Distinguimos dos tipos: 

- Cotiloideas: vienen del término cótilo que se refiere a la cavidad en la que entra la cabeza de un hueso.
- Glenoideas: son cavidades articulares poco profundas en las que penetra un cóndilo.




 
Huesos de la CABEZA
 Dentro de los huesos de la cabeza podemos diferenciar: 
-

Cráneo: frontal, parietal (2), temporal (2), occipital, esfenoides y etmoides.
 
-
Cara: nasales (2), cigomáticos o malares (2), maxilares superiores (2), maxilar inferior y vómer.

 
Huesos del TRONCO:
Dentro de los huesos del tronco podemos diferenciar:
- 
- Columna vertebral: formada por huesos cortos llamados vértebras que forman el canal vertebral para proteger la médula espinal. Tiene una longitud aproximada de unos 75 cm aprox. Las vértebras están dispuestas unas sobre otras.
 
La columna se divide en regiones: 
- Cervical (7 vértebras) 
- Dorsal (12 vértebras)
- Lumbar (5 vértebras)
- 
- Región sacra (5 vértebras soldadas)
- 
- Cóccix (3 ó 4 vértebras soldadas) 
 

 - Tórax: el esqueleto del tórax está constituido por una parte de la columna vertebral, el esternón y 12 pares de costillas.
La caja torácica es una gran cavidad (ósea y cartilaginosa) que protege órganos importantes como el corazón y los pulmones. 
-  
Las Costillas están formadas por 12 pares unidas al esternón (excepto 2 pares de costillas flotantes). La unión se da mediante tejido cartilaginoso.
Los 7 primeros pares de costillas se articulan directamente al esternón mediante tejido cartilaginoso. Son las llamadas costillas verdaderas.
Los pares 8º, 9º y 10º se unen al esternón indirectamente a través de los cartílagos de los dos últimos pares de costillas. Son costillas falsas.
Los pares 11º y 12º no se articulan al esternón. Costillas flotantes. 



La pelvis está formada por el hueso sacro, el cóccix y por los 2 huesos ilíacos o coxales.
Diferencias entre la pelvis del hombre y la mujer:
-- la pelvis del hombre es más voluminosa
-- la pelvis femenina es más ancha que la masculina. 
-- el ángulo formado por el arco púbico es mayor en la mujer (80-85º) que en el hombre (50-60º)






 
Huesos de las EXTREMIDADES
-
- Extremidades superiores: se unen al tronco mediante la cintura escapular a través de la clavícula y los omóplatos.
Los huesos de las extremidades superiores son:
-- Húmero
-- Cúbito (o ulna) y radio
-- Carpo, metacarpo y falanges. 










 
- Extremidades inferiores: -se unen al tronco mediante los huesos del coxis formando la cintura pelviana.
Los huesos de las extremidades inferiores son:
-- Fémur
-- Tibia y peroné
-- Tarso, metatarso y falanges.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada